Que es el Espiritismo Luz y Verdad

 

El Espiritismo es el estudio eterno de la creación y sus leyes; es la unión de los espíritus entre sí y en la comunicación espiritual con su Padre Creador.

Nos enseña a recorrer la vida espiritual y humana a través del tiempo y de los tiempos…Cuál es nuestro origen, por qué estamos aquí, quiénes somos, hacia dónde vamos….

Nos demuestra que nuestro origen procede de un Padre Creador Universal o Dios. De allí salimos como espíritu o partícula de él, para habitar en todos los mundos que componen el infinito universo. Por eso espiritualmente, somos hermanos.

Nos demuestra que somos una trinidad: espíritu, alma y cuerpo. Que estamos aquí para demostrar la vida en todas sus formas y manifestaciones. Que la vida es eterna y continuada y, a través de la reencarnación del espíritu en distintos cuerpos humanos, vamos alcanzando el progreso espiritual que nos prepara para ser Maestros de la Creación…

 

 

 

Además, analiza y reflexiona sobre la esencia, propiedades, causas y efectos del Universo. Estudia la bondad y malicia de las acciones humanas y explica la naturaleza de las virtudes y los vicios. Investiga las leyes de la naturaleza. Destaca la grandeza y misión de la ciencia y el arte. Revela leyes y principios Universales. Asienta que sin la causa espíritu no puede existir la vida ni el magnetismo. La Ontología, la Metafísica, la Axiología, la Teoría de las Ciencias, la Psicología, la Historia del mundo y del hombre, pasan por el tamiz de su profunda reflexión y toman vida nueva en sus claras y austeras exposiciones…

El Espiritismo transmitido por Joaquín Trincado, encierra además, las enseñanzas, mensajes y valores transmitidas por grandes Maestros de la historia humana como Shet, Moisés, Galileo, Krisna, Brahmán, Jacob, Sócrates, Antulio, Confucio, Jesús de Nazareth, Juan, Isaías y tantos otros…

De allí asienta que, “las enseñanzas de las verdades eternas son relativas del Creador abajo, porque el hombre las va descubriendo a medida que hace conciencia de su razón de ser. No obstante, la esencia única no cambia, sólo cambia el hombre cuando la va comprendiendo””..